Hola, soy una mujer de 33 años. He dado a luz por primera vez hace tres meses y tuve un parto muy traumático ya que me practicaron una episotomía, el parto duró 36 horas y sacaron a la niña con fórceps. Además, yo pensaba que el parto iba a ser más natural y menos medicalizado ya que tengo fobia a todo el tema médico en general. En estos meses no soy capaz de mirarme la zona genital ni tocarla, siento dolor y me gustaría recuperarme a mí misma y no sentir esas sensaciones de dolor. Además, dentro de un tiempo me gustaría tener otro hijo y ahora mismo no lo veo posible dada mi situación actual.



Entendemos que has pasado por una situación traumática, dura y diferente a tus expectativas. Lo que estás viviendo se considera como  un proceso normal ya que tienes que recuperarte tanto física como psicológicamente. Los cambios que presenta la mujer durante el embarazo y el parto, tanto a nivel físico, cómo psicológico, requieren de una adaptación y aceptación, que se puede alargar a más o menos tiempo, eso depende del proceso de cada persona. Algo que te puede ayudar en este proceso es realizar ejercicios para reencontrarte a ti misma; en primer lugar, individualmente en tu autoerotismo, realizando ejercicios como caricias por todo tu cuerpo sin centrarte en tu zona genital; asociando esto a sensaciones positivas, valorando lo que has conseguido y logrado (dar vida a tu bebé) y notando las sensaciones placenteras de tu cuerpo. Después, puedes pasar a realizar este ejercicio centrándote en la zona genital y, por último, siendo capaz de observarte en un espejo. 
Cuando te sientas cómoda puedes intercalar también estos ejercicios con tu pareja y, de nuevo, repetirte que no te centres, en un comienzo, en tu zona genital. 
No debes ser impaciente porque éste es un proceso normal y, de hecho, es aún pronto para preocuparse ya que la recuperación puede durar incluso más de seis meses, dependiendo de cada persona y de las experiencias que se  tengan. Te reconocemos tu preocupación y es sano que prestes atención a ello, pero también te invitamos a que te relajes e intentes no agobiarte con el tema, esto en vez de ayudar, entorpecería tu recuperación. 
Ante cualquier otra duda no dudes en volver a consultarnos. Si ves que pasan seis o nueve meses y sigues con esta misma sensación de dolor sería recomendable que acudieras a terapia sexual para tratar tu problema de forma más profunda. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar algo recuerda siempre mantener el respeto por las demás personas, sus ideas, actitudes y formas de entender la sexualidad.
Si respetas, serás respetado.