Hola, soy un hombre de 35 años. Quería preguntar si se pueden compartir juguetes sexuales entre varias personas y qué higiene hay que seguir para su cuidado.


Los juguetes sexuales suelen ser  de uso personal, no es muy recomendable compartirlos y si lo haces siempre utilizando un preservativo o lavándolos bien antes de que tu vuelvas a usarlo, de esta manera evitas infecciones sexuales. Es verdad que algunas parejas los comparten como un elemento más durante la relación sexual y esta bien, solo recomendamos que se cumpla la higiene oportuna.   
Por otro lado, para su cuidado, después de cada uso debes lavar el juguete con agua tibia y con jabón de pH neutro para prevenir irritaciones, aunque también existen jabones específicos para juguetería sexual. 

Soy un hombre de 39 años, mi pareja y yo estamos intentando tener un hijo desde hace nueve meses. Ella utiliza unos tampones para impedir que el semen salga al exterior una vez he eyaculado dentro de su vagina. Últimamente he intentado permanecer el máximo tiempo posible con el pene dentro de su vagina después de la eyaculación por si esto puede facilitar que se quede embarazada. ¿Esto sirve de algo y cómo puedo hacer para permanecer más tiempo dentro una vez haya eyaculado?


En primer lugar decirte que no es necesario que realices este tipo de prácticas ya que no favorecen la fecundación del óvulo pues, una vez hayas eyaculado, son los espermatozoides los encargados de desplazarse. Independientemente de que tapones la salida de la vagina, la vida de los espermatozoides va a ser la misma y la eficacia de la fecundación no se relaciona con el tiempo que el semen permanezca dentro, si no más bien con la calidad y movilidad de los espermatozoides por un lado, y si esta en periodo de ovulación tu pareja por otro. Por lo tanto, no es necesario que realices esa estrategia de intentar permanecer con el pene dentro de la vagina de tu pareja ,ya que es ineficaz y no va aumentar la probabilidad de embarazo. 
Si queréis incrementar la probabilidad de embarazo sería interesante que estudiaráis  el ciclo menstrual de tu pareja y calcularáis los días más fértiles y el momento de ovulación. Esto lo podéis realizar mediante test de ovulación que venden en farmacias o estimando los días según su período menstrual. 

Hola, soy un hombre de 41 años. Me he comprado un huevo masturbador masculino y tengo dudas en cuanto a su funcionamiento. Cuando lo utilizo siento una presión en los testículos y quería saber si lo estoy utilizando bien y si esta presión es normal. Además, la última vez que lo usé se me rompió y me costó quitármelo, haciéndome daño en el pene. Quería saber si esto puede estar relacionado con el tamaño de mi pene, ya que es más pequeño que el producto comprado. Por otro lado, he visto anunciado en la televisión una especie de anillo que estimula a la mujer. ¿Cómo funciona este juguete y cómo se pone?


En cuanto al huevo masturbador masculino, no hace falta  que introduzcas todo el juguete sino que puedes jugar con él en la punta y el glande. Es un juguete flexible y, por tanto, debes tener cuidado al manipularlo ya que puede romperse. Además, decirte que el uso del huevo masturbador es independiente del tamaño de tu pene, ya que al ser elástico puedes ajustarlo perfectamente a lo que necesites y la presión que ejerzas con tu mano es la que tu elijas.

Contestando a tu segunda pregunta, el juguete del que nos hablas, es el anillo estimulador para la mujer, comentarte que se trata de un anillo adaptable que debes colocar en la base del pene, es decir, en el tronco con la bala vibradora hacia arriba con el objetivo de poder estimular el clítoris de la mujer durante el coito. 

Hola, soy una mujer de 33 años. He dado a luz por primera vez hace tres meses y tuve un parto muy traumático ya que me practicaron una episotomía, el parto duró 36 horas y sacaron a la niña con fórceps. Además, yo pensaba que el parto iba a ser más natural y menos medicalizado ya que tengo fobia a todo el tema médico en general. En estos meses no soy capaz de mirarme la zona genital ni tocarla, siento dolor y me gustaría recuperarme a mí misma y no sentir esas sensaciones de dolor. Además, dentro de un tiempo me gustaría tener otro hijo y ahora mismo no lo veo posible dada mi situación actual.



Entendemos que has pasado por una situación traumática, dura y diferente a tus expectativas. Lo que estás viviendo se considera como  un proceso normal ya que tienes que recuperarte tanto física como psicológicamente. Los cambios que presenta la mujer durante el embarazo y el parto, tanto a nivel físico, cómo psicológico, requieren de una adaptación y aceptación, que se puede alargar a más o menos tiempo, eso depende del proceso de cada persona. Algo que te puede ayudar en este proceso es realizar ejercicios para reencontrarte a ti misma; en primer lugar, individualmente en tu autoerotismo, realizando ejercicios como caricias por todo tu cuerpo sin centrarte en tu zona genital; asociando esto a sensaciones positivas, valorando lo que has conseguido y logrado (dar vida a tu bebé) y notando las sensaciones placenteras de tu cuerpo. Después, puedes pasar a realizar este ejercicio centrándote en la zona genital y, por último, siendo capaz de observarte en un espejo. 
Cuando te sientas cómoda puedes intercalar también estos ejercicios con tu pareja y, de nuevo, repetirte que no te centres, en un comienzo, en tu zona genital. 
No debes ser impaciente porque éste es un proceso normal y, de hecho, es aún pronto para preocuparse ya que la recuperación puede durar incluso más de seis meses, dependiendo de cada persona y de las experiencias que se  tengan. Te reconocemos tu preocupación y es sano que prestes atención a ello, pero también te invitamos a que te relajes e intentes no agobiarte con el tema, esto en vez de ayudar, entorpecería tu recuperación. 
Ante cualquier otra duda no dudes en volver a consultarnos. Si ves que pasan seis o nueve meses y sigues con esta misma sensación de dolor sería recomendable que acudieras a terapia sexual para tratar tu problema de forma más profunda.