Hola, soy una mujer de 45 años. Llevo casada veinte años y ahora mi marido y yo tenemos más independencia porque nuestros hijos son mayores y estamos redescubriéndonos como pareja. Estoy preocupada porque tengo fantasías sexuales con otros hombres y, aunque quiero mucho a mi marido y sé que sólo quiero tener relaciones con él, no puedo evitar pensar y fantasear con otros hombres.


La fantasía es un recurso personal, independiente, íntimo y privado del que puedes disfrutar con total libertad. La imaginación es uno de los aspectos fundamentales en la activación del deseo sexual, para potenciar nuestra excitación, para descubrir nuevos estímulos eróticos; a través de la fantasía también podemos experimentar con cosas que en la realidad no nos atreveríamos o no se encuentren a nuestro alcance, y de esta manera podemos reproducir sensaciones utilizando solo nuestra fantasía y con plena seguridad.
Otra cosa que te preocupa es sentirte atraída sexualmente por otros hombres, esto es completamente normal, ya que como persona tienes distintos canales de receptividad hacia estímulos que se presentan a lo largo del día, por lo que es casi imposible no mirar, oler, tocar, etc. No debes sentirte culpable por sentir y fantasear con ello, quizá te ayude el pensar que dentro de tu fantasía eres libre de pensar, hacer y deshacer a tu antojo, ya que hasta el momento nadie puede saber lo que estas imaginando, por lo tanto siente te libre al hacerlo e intenta disfrutar de ello, puedes utilizar este recurso para potenciar tus encuentros sexuales con tu pareja y aumentar tu placer. El hecho de que fantasees con otras personas no es una infidelidad a tu pareja, ni nada parecido, es simplemente una habilidad que tenemos todas las personas y bien utilizada un excelente potenciador de nuestra respuesta sexual.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentar algo recuerda siempre mantener el respeto por las demás personas, sus ideas, actitudes y formas de entender la sexualidad.
Si respetas, serás respetado.